Terremoto

El terremoto es uno de los fenómenos naturales más destructivos.

Geografía

Palabras clave

terremoto, tectónica de placas, sismógrafo, epicentro, hipocentro, corteza terrestre, placa tectónica, construcción resistente a terremotos, actividad volcánica, onda, tsunami, geografía física, geografía

Extras relacionados

Preguntas

  • ¿En qué parte de la Tierra se generan terremotos más frecuentemente?
  • ¿En los bordes de qué tipo de placas se producen los terremotos de mayor magnitud?
  • ¿Cuál de estas afirmaciones NO es verdadera para los terremotos?
  • Los terremotos superficiales tienen una profundidad focal de menos de:
  • ¿Qué es el epicentro de un terremoto?
  • ¿Qué es el hipocentro de un terremoto?
  • ¿Qué es la profundidad focal?
  • La energía liberada durante un terremoto se propaga en forma de:
  • ¿Cuál de estas NO es una onda interna?
  • ¿Cuál de estas NO es una onda superficial?
  • ¿Qué es un sismógrafo?
  • ¿Cuál de estos criterios NO es importante en los edificios resistentes a los terremotos?
  • ¿De qué material están hechos los edificios resistentes a los terremotos?
  • Verdadero o falso:\nUna pequeña parte de los terremotos se genera en los bordes de placas.
  • Verdadero o falso:\nLos terremotos con focos poco profundos a menudo se producen en los bordes de placas divergentes.
  • Verdadero o falso:\nEs posible determinar la fuerza de un gran seísmo después de un seísmo premonitorio.
  • Verdadero o falso:\nLos instrumentos registran las ondas P en primer lugar.
  • Verdadero o falso:\nLas ondas internas causan el mayor daño en la superficie de la Tierra.
  • Verdadero o falso:\nLa escala de Richter se basa en mediciones instrumentales.
  • Verdadero o falso:\nLa escala Mercalli muestra la extensión del daño causado por el terremoto.

Escenas

Terremotos y tectónica de placas

Un terremoto es una breve sacudida de la corteza terrestre que se propaga en forma de ondas elásticas. Hay terremotos exógenos, producidos en la superficie de la Tierra (como los debidos a deslizamientos), y endógenos, generados en el interior de la Tierra.

La mayoría de los terremotos ocurren a lo largo del borde de la cuenca del Pacífico. Las zonas sísmicas más activas incluyen las áreas situadas entre el mar Mediterráneo y el archipiélago indonesio, y la línea de dorsales oceánicas. Al igual que la distribución de los volcanes en la Tierra, la de los terremotos tampoco es aleatoria.

El tipo más frecuente de terremoto es el de origen tectónico, es decir, está relacionado con el movimiento de las placas tectónicas y ocurre a lo largo de sus límites.

Terremotos más fuertes en los últimos años

Según la profundidad del hipocentro debajo de la superficie, se puede clasificar los terremotos en tres grupos: de foco superficial, de foco intermedio y de foco profundo. Los terremotos de foco superficial tienen una profundidad focal de menos de 70 km, los de foco intermedio ocurren a una profundidad de entre 70-300 km, mientras que los de foco profundo se encuentran a una profundidad mayor de 300 km.
En los límites de placas divergentes, es decir, a lo largo de dorsales oceánicas generalmente son frecuentes los terremotos de foco superficial que son más débiles. En los límites de placas convergentes, sin embargo, pueden ocurrir tanto seísmos superficiales como intermedios y profundos. Los terremotos más fuertes se producen cuando dos placas tectónicas chocan. Cuando los seísmos se producen bajo el mar, pueden generar olas gigantes destructivas, o tsunamis.

Por lo general, un terremoto consta de una serie de ondas sísmicas sucesivas. La mayor cantidad de energía se libera durante el gran seísmo, que puede ser precedido por seísmos premonitorios más pequeños. Generalmente, un seísmo principal es seguido por varias réplicas cada vez más débiles. Solo se puede identificar los seísmos después de que hayan pasado las ondas sísmicas más débiles.

Formación de terremotos

Los terremotos de tipo tectónico se generan cuando dos placas tectónicas chocan entre sí y las tensiones acumuladas sobrepasan la resistencia y la flexibilidad de las mismas. La tensión se libera de repente (de un modo similar a cuando un palo se rompe al doblarlo demasiado), y luego se propaga en todas las direcciones en forma de ondas.

El punto de origen de un terremoto, donde ocurre una deformación permanente, se llama foco sísmico o hipocentro. El punto en la superficie de la Tierra que está más cerca del hipocentro es el epicentro. Es el lugar donde el temblor es más fuerte y más destructivo. La distancia entre el hipocentro y el epicentro determina la profundidad focal de un terremoto.

Ondas sísmicas

La energía liberada en el foco, o hipocentro, se propaga en forma de ondas. Se les llama ondas de cuerpo ya que viajan en el interior de la Tierra y se transmiten en todas las direcciones. Hay dos tipos de ondas de cuerpo: longitudinales y transversales. Reciben su nombre de la dirección del movimiento de las partículas.

La trayectoria de las ondas longitudinales se caracteriza por zonas alternadamente comprimidas y dilatadas. Existen dos tipos de ondas transversales: las partículas del primer tipo se mueven en un plano horizontal, mientras que las del segundo tipo se desplazan verticalmente, perpendicularmente a la dirección de la propagación.
La velocidad de las ondas longitudinales es más grande, por eso, estas son las que los instrumentos detectan primero. Por lo tanto, de ahí viene la denominación de ondas P, u ondas primarias, y esta es la razón por la cual las ondas transversales se llaman ondas S, u ondas secundarias.

Las ondas que se propagan por la superficie de la Tierra se llaman ondas superficiales. Son el resultado de la interferencia de las ondas P y S.
La interferencia de una onda P con una onda S vertical (SV) genera una onda de Rayleigh, u onda R, mientras que la interferencia de las ondas P y S horizontal (SH) da como resultado una onda de Love (L). Ambas llevan el nombre de la persona que primero las describió. Las ondas superficiales viajan a una velocidad más baja que las ondas de cuerpo, pero su amplitud es mayor y también estas son las que causan el mayor daño.

Medición de terremotos

En la Tierra ocurren varios miles de terremotos cada día. La mayoría de estos son tan débiles que solamente se pueden detectar mediante instrumentos especiales. Estos instrumentos, llamados sismógrafos, registran los movimientos de la Tierra, causados por las ondas sísmicas producidas durante un terremoto.

Un sismógrafo consiste en una base fijada al suelo, un rollo de papel en cilindros giratorios y un marcador sujeto al armazón con un resorte. Durante un terremoto, el cilindro se mueve junto con la Tierra, y el marcador, que se queda inmóvil debido a su inercia, registra el movimiento del suelo en el papel del cilindro giratorio. Cada estación sísmica está equipada como mínimo con tres sismógrafos que monitorizan las vibraciones en tres direcciones: dos en sentido horizontal en dirección norte-sur y este-oeste, y uno verticalmente.

Para calcular la distancia del epicentro se calcula la diferencia en tiempo de llegada entre las ondas P y S, lo que da una circunferencia alrededor de la estación. Para localizar el lugar exacto del epicentro utilizan y comparan los datos de tres estaciones, ya que el punto de intersección de las circunferencias determina con seguridad la posición del epicentro del terremoto.

La escala de Mercalli modificada (MM) sirve para clasificar los terremotos según su grado de intensidad. Consta de 12 grados y demuestra los efectos destructivos de un terremoto en un lugar dado. No se basa en mediciones realizadas por instrumentos, sino en efectos observados.
La ventaja de esta escala es que con su ayuda se pueden clasificar incluso los terremotos que ocurrieron hace siglos. Sin embargo, no hay correlación lineal entre la intensidad del terremoto y el daño que causa. La extensión de los daños depende de los tipos de roca, la densidad de población y los métodos de construcción.

La escala de Richter se basa en mediciones con instrumentos. Indica la magnitud, la energía liberada durante un seísmo, medida por sismómetros. Cada unidad de la escala de Richter equivale a una energía liberada 32 veces mayor que la anterior unidad. Su valor es independiente del efecto que causa el seísmo en la superficie.

Ingeniería sísmica

Aunque hoy día se conocen las regiones sísmicas y la naturaleza de los terremotos, es todavía imposible predecir el momento exacto en el que ocurrirá un terremoto y su intensidad en un lugar dado. Por eso, la construcción de edificios resistentes a terremotos puede ser la protección más eficaz contra ellos en las zonas con mayor actividad sísmica. Los factores importantes de la resistencia sísmica incluyen tanto el diseño arquitectónico de los edificios, como su reforzamiento, los materiales utilizados y el amortiguamiento.

Los edificios sismorresistentes deben tener un plano simple de forma regular, un centro de gravedad más bajo y unas ventanas más pequeñas. Los forjados rígidos y los elementos de refuerzo adicionales juegan un importante papel. En cuanto al material de construcción, los edificios de estructura ligera, de armazón de acero o de madera son más resistentes a los seísmos, debido a su flexibilidad. El sistema de aislamiento sísmico en la base del edifico y el contrapeso contra las vibraciones proporcionan resistencia sísmica a los edificios más altos.

Animación

Un terremoto es una breve sacudida de la corteza terrestre que se propaga en forma de ondas elásticas. El tipo más frecuente de terremoto es el de origen tectónico, es decir, está relacionado con el movimiento de las placas tectónicas y ocurre a lo largo de sus límites. Los terremotos más fuertes se producen cuando dos placas tectónicas chocan.

Los terremotos de tipo tectónico se generan cuando dos placas tectónicas chocan entre sí y las tensiones acumuladas sobrepasan la resistencia y la flexibilidad de las mismas. La tensión se libera de repente (de un modo similar a cuando un palo se rompe al doblarlo demasiado), y luego se propaga en todas las direcciones en forma de ondas.

El punto de origen de un terremoto, donde ocurre una deformación permanente, se llama foco sísmico o hipocentro. El punto en la superficie de la Tierra que está más cerca del hipocentro es el epicentro. Es el lugar donde el temblor es más fuerte y más destructivo. La distancia entre el hipocentro y el epicentro determina la profundidad focal de un terremoto.

La energía liberada en el foco, o hipocentro, se propaga en forma de ondas. Se les llama ondas de cuerpo ya que viajan en el interior de la Tierra y se transmiten en todas las direcciones.

Hay dos tipos de ondas de cuerpo: longitudinales y transversales. Reciben su nombre de la dirección del movimiento de las partículas.

La velocidad de las ondas longitudinales es más grande, por eso, estas son las que los instrumentos detectan primero. Por lo tanto, de ahí viene la denominación de ondas P, u ondas primarias, y esta es la razón por la cual las ondas transversales se llaman ondas S, u ondas secundarias.

Las ondas que se propagan por la superficie de la Tierra se llaman ondas superficiales. Son el resultado de la interferencia de las ondas P y S. Las ondas superficiales viajan a una velocidad más baja que las ondas de cuerpo, pero su amplitud es mayor y también estas son las que causan el mayor daño.

En la Tierra ocurren varios miles de terremotos cada día. La mayoría de estos son tan débiles que solamente se pueden detectar mediante instrumentos especiales. Estos instrumentos, llamados sismógrafos, registran los movimientos de la Tierra, causados por las ondas sísmicas producidas durante un terremoto. Un sismógrafo consiste en una base fijada al suelo, un rollo de papel en cilindros giratorios y un marcador sujeto al armazón con un resorte.

La escala de Mercalli modificada (MM) sirve para clasificar los terremotos según su grado de intensidad. Consta de 12 grados y demuestra los efectos destructivos de un terremoto en un lugar dado.

La escala de Richter se basa en mediciones con instrumentos. Indica la magnitud, la energía liberada durante un seísmo, medida por sismómetros. Cada unidad de la escala de Richter equivale a 32 veces la energía liberada de la unidad anterior.

Aunque hoy día se conocen las regiones sísmicas y la naturaleza de los terremotos, es todavía imposible predecir el momento exacto en el que ocurrirá un terremoto y su intensidad en un lugar dado. Por eso, la construcción de edificios resistentes a terremotos puede ser la protección más eficaz contra ellos en las zonas con mayor actividad sísmica. Los factores importantes de la resistencia sísmica incluyen tanto el diseño arquitectónico de los edificios, como su reforzamiento, los materiales utilizados y el amortiguamiento.

Narración

Un terremoto es una breve sacudida de la corteza terrestre que se propaga en forma de ondas elásticas. El tipo más frecuente de terremoto es el de origen tectónico, es decir, está relacionado con el movimiento de las placas tectónicas y ocurre a lo largo de sus límites. Los terremotos más fuertes se producen cuando dos placas tectónicas chocan.

Los terremotos de tipo tectónico se generan cuando dos placas tectónicas chocan entre sí y las tensiones acumuladas sobrepasan la resistencia y la flexibilidad de las mismas. La tensión se libera de repente (de un modo similar a cuando un palo se rompe al doblarlo demasiado), y luego se propaga en todas las direcciones en forma de ondas.

El punto de origen de un terremoto, donde ocurre una deformación permanente, se llama foco sísmico o hipocentro. El punto en la superficie de la Tierra que está más cerca del hipocentro es el epicentro. Es el lugar donde el temblor es más fuerte y más destructivo. La distancia entre el hipocentro y el epicentro determina la profundidad focal de un terremoto.

La energía liberada en el foco, o hipocentro, se propaga en forma de ondas. Se les llama ondas de cuerpo ya que viajan en el interior de la Tierra y se transmiten en todas las direcciones.

Hay dos tipos de ondas de cuerpo: longitudinales y transversales. Reciben su nombre de la dirección del movimiento de las partículas.

La velocidad de las ondas longitudinales es más grande, por eso, estas son las que los instrumentos detectan primero. Por lo tanto, de ahí viene la denominación de ondas P, u ondas primarias, y esta es la razón por la cual las ondas transversales se llaman ondas S, u ondas secundarias.

Las ondas que se propagan por la superficie de la Tierra se llaman ondas superficiales. Son el resultado de la interferencia de las ondas P y S. Las ondas superficiales viajan a una velocidad más baja que las ondas de cuerpo, pero su amplitud es mayor y también estas son las que causan el mayor daño.

En la Tierra ocurren varios miles de terremotos cada día. La mayoría de estos son tan débiles que solamente se pueden detectar mediante instrumentos especiales. Estos instrumentos, llamados sismógrafos, registran los movimientos de la Tierra, causados por las ondas sísmicas producidas durante un terremoto. Un sismógrafo consiste en una base fijada al suelo, un rollo de papel en cilindros giratorios y un marcador sujeto al armazón con un resorte.

La escala de Mercalli modificada (MM) sirve para clasificar los terremotos según su grado de intensidad. Consta de 12 grados y demuestra los efectos destructivos de un terremoto en un lugar dado.

La escala de Richter se basa en mediciones con instrumentos. Indica la magnitud, la energía liberada durante un seísmo, medida por sismómetros. Cada unidad de la escala de Richter equivale a 32 veces la energía liberada de la unidad anterior.

Aunque hoy día se conocen las regiones sísmicas y la naturaleza de los terremotos, es todavía imposible predecir el momento exacto en el que ocurrirá un terremoto y su intensidad en un lugar dado. Por eso, la construcción de edificios resistentes a terremotos puede ser la protección más eficaz contra ellos en las zonas con mayor actividad sísmica. Los factores importantes de la resistencia sísmica incluyen tanto el diseño arquitectónico de los edificios, como su reforzamiento, los materiales utilizados y el amortiguamiento.

Extras relacionados

Cascada

Las cascadas, o saltos de agua, se forman donde el agua corriente cae verticalmente a...

Formación de las nubes

Cuando la temperatura del aire frío alcanza el punto de rocío ocurre la condensación, debido a...

Fuerzas exógenas

La superficie terrestre ha evolucionado hasta adquirir su estado actual por medio de fuerzas...

Factores del calentamiento

La duración de la radiación solar, el ángulo de los rayos solares y el albedo de la superficie...

La tundra

¿Es la región de la tundra tan fría y desértica como piensa mucha gente?

Plegamiento (básico)

Las fuerzas laterales de compresión provocan la formación de pliegues en las rocas,...

El Niño

Es un fenómeno climático que aparece a lo largo de las áreas tropicales del océano...

Zonas climáticas de montaña

El factor decisivo que determina las zonas climáticas de montaña es la altitud sobre nivel del mar.

Added to your cart.