La trayectoria del sol en los paralelos principales de la Tierra

La trayectoria del sol en los paralelos principales de la Tierra

El movimiento aparente del sol es causado por la rotación de la Tierra alrededor de su eje.

Geografía

Palabras clave

Sol, Tierra, rotación, eje de rotación, trópico de Cáncer, trópico de Capricornio, ecuador, círculo ártico, círculo polar antártico, horizont, zenit, eclíptica, esfera celestial, solsticio de invierno, solsticio de verano, equinoccio, solsticio, culminación, primavera, verano, otoño, invierno, estación, órbita, año, calendario, mes, meses, ángulo de incidencia, luz solar, duración de la insolación, cambio de estaciones, geografía física, astronomía, geografía

Extras relacionados

Preguntas

Escenas

Relación entre la Tierra y la esfera celeste

  • eclíptica - Plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol.
  • ecuador celeste - La proyección del ecuador terrestre en la esfera celeste.
  • polo norte celeste - Punto de intersección, correspondiente al polo norte en el eje de rotación de la Tierra, que corta la esfera celeste.
  • cénit - Punto imaginario por encima de la cabeza del observador.
  • horizonte - La intersección entre la esfera celeste y el plano tangente a la superficie de la Tierra.
  • 23,5°
  • radiación solar

Los cuerpos celestes por encima de nosotros, incluido el Sol, parecen moverse durante el día. Este fenómeno ocurre por la rotación de la Tierra alrededor de su eje de oeste a este. Como resultado, para el observador, el Sol parece moverse en la dirección opuesta, de este a oeste. La trayectoria aparente del Sol en la esfera celeste, o cielo, es una órbita circular que su puede ver extendiéndose como una cúpula por encima de nuestra cabeza.

Es esencial saber el significado del concepto del horizonte para la orientación en la esfera celeste. En términos simples, el horizonte es donde el cielo parece juntarse con la Tierra. Con otras palabras, es la intersección entre la esfera celeste y el plano tangente a la superficie de la Tierra.

La línea recta imaginaria que corresponde verticalmente al lugar del observador es perpendicular al plano de observación. El punto de intersección de esta línea con la esfera celeste se llama cénit; el punto más alto situado sobre la cabeza del observador.

Cuando el eje de rotación de la Tierra se traslada paralelamente al lugar del observador y luego se alarga, corta la esfera celeste en los polos norte y sur celestes.

La eclíptica es el plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. El eje de rotación de la Tierra forma con el plano de la eclíptica un ángulo de 66,5°, de ello deriva que los rayos del Sol sean perpendiculares a la superficie de la Tierra en diferentes lugares a lo largo de un año. Solamente dos veces al año son perpendiculares al ecuador.

En estos días del año el Sol pasa exactamente el mismo tiempo encima y debajo el horizonte, es decir, el día y la noche duran lo mismo. Estos días se denominan equinoccio de primavera y equinoccio de otoño.

Dos días al año, a finales de junio y diciembre los rayos del Sol son perpendiculares a la Tierra a 23,5° de latitud norte y sur. El Sol pasa el período más largo sobre el horizonte en junio en el hemisferio norte, y en diciembre en el hemisferio sur. Estos dos paralelos se llaman el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio.

Después de estos días, los rayos del Sol son perpendiculares a la Tierra a latitudes inferiores a los 23,5°. Así tanto el trópico de Cáncer como el trópico de Capricornio marcan un cambio en la trayectoria aparente del Sol. El tiempo en el que este cambio ocurre se denomina solsticio de verano y solsticio de invierno.

En consecuencia, desde el equinoccio de primavera hasta el equinoccio de otoño el Sol alcanza un punto más alto a mediodía en el hemisferio norte que en el hemisferio sur. En el hemisferio norte los rayos solares tienen un ángulo de inclinación mayor que en el sur y proporcionan más energía. Así, en este período en el hemisferio norte prevalece el verano, y en el sur el invierno. Naturalmente, desde el equinoccio de primavera hasta el equinoccio de otoño la situación es la opuesta.

Durante el solsticio de verano, el límite entre el día y la noche forma con el eje de rotación de la Tierra un ángulo de 23,5°. Así, esta línea divisoria no llega a las latitudes norte o sur superiores a 66,5°. Estos paralelos llevan nombres diferentes que son: el círculo polar ártico y el círculo polar antártico.

Durante el solsticio de verano, en el hemisferio norte las latitudes superiores a 66,5° están iluminadas 24 horas, mientras en el hemisferio sur las superiores a 66,5° están en la oscuridad total. Durante el solsticio de invierno la situación es exactamente opuesta.

Con el paso de los días, excepto estos dos días del año, el ángulo entre el eje de rotación de la Tierra y la línea divisora entre el día y la noche será cada vez más inferior a los 23,5°. Así, el territorio donde el día o la noche dura 24 horas va a ir disminuyendo.

Finalmente, durante el equinoccio de primavera y de otoño el límite entre el día y la noche se sitúa en los polos y la duración del día y la noche es la misma en todos los lugares de la Tierra.

En la zona entre los círculos polares ártico y antártico, el día y la noche se alternan regularmente, pero su duración varía. La duración de los días depende de las latitudes geográficas y la posición del Sol y la Tierra, es decir, depende de la fecha actual.

La línea divisoria entre el día y la noche divide el ecuador en dos, por lo tanto, allí tanto el día como la noche duran lo mismo: 12 horas.

Esfera celeste

Ángulo de los rayos solares

  • primavera
  • verano
  • otoño
  • invierno
  • equinoccio de primavera - En este día del año el Sol pasa exactamente el mismo tiempo sobre y bajo el horizonte, es decir, el día y la noche duran lo mismo. Fecha: 20 o 21 de marzo.
  • solsticio de verano - En este día del año el Sol pasa más tiempo sobre el horizonte en el hemisferio norte. La trayectoria aparente del Sol cambia y sale más hacia el sur. Fecha: 20, 21 o 22 de junio.
  • equinoccio de otoño - En este día del año el Sol pasa exactamente el mismo tiempo sobre y bajo el horizonte, es decir, el día y la noche duran lo mismo. Fecha: 22 o 23 de septiembre.
  • solsticio de invierno - En este día del año el Sol pasa más tiempo sobre el horizonte en el hemisferio sur. La trayectoria aparente del Sol cambia y sale más hacia el norte. Fecha: 20 o 21 de septiembre.
  • sucesión de las estaciones

Movimiento aparente del sol en paralelos principales

  • círculo polar ártico - Paralelo principal que se encuentra a 66,5° de latitud norte. Al norte de él por lo menos durante un día al año el sol no sale ni se pone.
  • trópico de Cáncer - Paralelo principal que se encuentra a 23,5° de latitud norte. Es el paralelo más al norte donde el ángulo de los rayos solares puede alcanzar los 90° (una vez al año, durante el solsticio de verano, el 20, 21 o 22 de junio).
  • ecuador - Paralelo de 0° de latitud.
  • trópico de Capricornio - Paralelo principal que se encuentra a 23,5° de latitud sur. Es el paralelo más al sur donde el ángulo de los rayos solares puede alcanzar los 90° (una vez al año, durante el solsticio de verano, el 21 o 22 de diciembre).
  • círculo polar antártico - Paralelo principal que se encuentra a 66,5° de latitud sur. Al sur de él por lo menos durante un día al año el sol no sale ni se pone.
  • N
  • S
  • E
  • O
  • hemisferio norte
  • hemisferio sur

Juego

Animación

  • equinoccio de otoño/primavera
  • solsticio de verano
  • solsticio de invierno
  • círculo polar ártico
  • círculo polar antártico
  • trópico de Capricornio
  • ecuador
  • trópico de Cáncer
  • equinoccio de primavera

Narración

Los cuerpos celestes por encima de nosotros, incluido el Sol, parecen moverse durante el día. Este fenómeno ocurre por la rotación de la Tierra alrededor de su eje de oeste a este. Como resultado, para el observador, el Sol parece moverse en la dirección opuesta, de este a oeste. La trayectoria aparente del Sol en la esfera celeste, o cielo, es una órbita circular que su puede ver extendiéndose como una cúpula por encima de nuestra cabeza.

Es esencial saber el significado del concepto del horizonte para la orientación en la esfera celeste. En términos simples, el horizonte es donde el cielo parece juntarse con la Tierra. Con otras palabras, es la intersección entre la esfera celeste y el plano tangente a la superficie de la Tierra.

La línea recta imaginaria que corresponde verticalmente al lugar del observador es perpendicular al plano de observación. El punto de intersección de esta línea con la esfera celeste se llama cénit; el punto más alto situado sobre la cabeza del observador.

Cuando el eje de rotación de la Tierra se traslada paralelamente al lugar del observador y luego se alarga, corta la esfera celeste en los polos norte y sur celestes.

La eclíptica es el plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. El eje de rotación de la Tierra forma con el plano de la eclíptica un ángulo de 66,5°, de ello deriva que los rayos del Sol sean perpendiculares a la superficie de la Tierra en diferentes lugares a lo largo de un año. Solamente dos veces al año son perpendiculares al ecuador.

En estos días del año el Sol pasa exactamente el mismo tiempo encima y debajo el horizonte, es decir, el día y la noche duran lo mismo. Estos días se denominan equinoccio de primavera y equinoccio de otoño.

Dos días al año, a finales de junio y diciembre los rayos del Sol son perpendiculares a la Tierra a 23,5° de latitud norte y sur. El Sol pasa el período más largo sobre el horizonte en junio en el hemisferio norte, y en diciembre en el hemisferio sur. Estos dos paralelos se llaman el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio.

Después de estos días, los rayos del Sol son perpendiculares a la Tierra a latitudes inferiores a los 23,5°. Así tanto el trópico de Cáncer como el trópico de Capricornio marcan un cambio en la trayectoria aparente del Sol. El tiempo en el que este cambio ocurre se denomina solsticio de verano y solsticio de invierno.

En consecuencia, desde el equinoccio de primavera hasta el equinoccio de otoño el Sol alcanza un punto más alto a mediodía en el hemisferio norte que en el hemisferio sur. En el hemisferio norte los rayos solares tienen un ángulo de inclinación mayor que en el sur y proporcionan más energía. Así, en este período en el hemisferio norte prevalece el verano, y en el sur el invierno. Naturalmente, desde el equinoccio de primavera hasta el equinoccio de otoño la situación es la opuesta.

Durante el solsticio de verano, el límite entre el día y la noche forma con el eje de rotación de la Tierra un ángulo de 23,5°. Así, esta línea divisoria no llega a las latitudes norte o sur superiores a 66,5°. Estos paralelos llevan nombres diferentes que son: el círculo polar ártico y el círculo polar antártico.

Durante el solsticio de verano, en el hemisferio norte las latitudes superiores a 66,5° están iluminadas 24 horas, mientras en el hemisferio sur las superiores a 66,5° están en la oscuridad total. Durante el solsticio de invierno la situación es exactamente opuesta.

Con el paso de los días, excepto estos dos días del año, el ángulo entre el eje de rotación de la Tierra y la línea divisora entre el día y la noche será cada vez más inferior a los 23,5°. Así, el territorio donde el día o la noche dura 24 horas va a ir disminuyendo.

Finalmente, durante el equinoccio de primavera y de otoño el límite entre el día y la noche se sitúa en los polos y la duración del día y la noche es la misma en todos los lugares de la Tierra.

En la zona entre los círculos polares ártico y antártico, el día y la noche se alternan regularmente, pero su duración varía. La duración de los días depende de las latitudes geográficas y la posición del Sol y la Tierra, es decir, depende de la fecha actual.

La línea divisoria entre el día y la noche divide el ecuador en dos, por lo tanto, allí tanto el día como la noche duran lo mismo: 12 horas.

Extras relacionados

La sucesión de las estaciones (intermedio)

Debido a la inclinación del eje de rotación de la Tierra, el ángulo de los rayos solares cambia continuamente durante el año.

Zonas climáticas

La tierra está dividida en zonas geográficas y climáticas.

Coordenadas geográficas (intermedio)

El sistema de coordenadas geográficas permite la localización exacta de cualquier lugar en la tierra con solo dos datos.

Eclipse solar

Cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean, la Luna puede ocultar el Sol parcial o totalmente.

Efecto invernadero

La actividad humana aumenta el efecto invernadero y conduce al calentamiento global.

El Sol

El diámetro del Sol es aproximadamente 109 veces el de la Tierra. La mayoría de su masa consta de hidrógeno.

Estilo de vida esquimal

Los iglúes son las viviendas típicas de los esquimales que viven en la zona ártica.

Husos horarios

La Tierra está dividida en veinticuatro husos horarios y cada zona cuenta con su hora estándar.

Instrumentos de navegación del pasado

Durante los siglos se han inventado varios excelentes dispositivos para ayudar en la navegación marítima.

La medición del tiempo

Los primeros calendarios e instrumentos para medir el tiempo se utilizaban ya en las antiguas culturas orientales.

La Tierra

La Tierra es un planeta rocoso con una corteza sólida y con oxígeno en su atmósfera.

Planetas, tamaños

Los planetas internos son planetas terrestres, los planetas externos, en cambio, son gigantes gaseosos.

Sistema Solar, trayectorias de los planetas

Ocho planetas que forman parte de nuestro Sistema Solar giran alrededor Sol en órbitas elípticas.

Zonación altitudinal

En las áreas montañosas el clima, el suelo, la flora y la fauna varían con la altitud.

Added to your cart.