La locomotora Rocket (1829)

La locomotora Rocket (1829)

La locomotora de vapor de George Stephenson se hizo famosa al ganar el concurso de Rainhill en 1829.

Tecnología

Palabras clave

locomotora de vapor, Rocket, tren, locomotora, ferrocarril, máquina de vapor, Stephenson, salida de vapor, maquinaria, caldera, raíl, transporte, historia del ferrocarril, tecnología, historia

Extras relacionados

Escenas

Locomotora

George Stephenson, el padre de la locomotora

Las locomotoras de vapor fueron las primeras locomotoras de ferrocarril propulsadas por motores. Este invento revolucionó el transporte público y de mercancías. La primera locomotora que funcionó fue construida por Richard Trevithick, pero la construcción de Stephenson fue el verdadero avance.
El ingeniero inglés, George Stephenson (1791–1848) y su hijo recogieron los resultados de los antiguos experimentos con locomotoras de vapor y mejoraron los modelos existentes con sus propias ideas originales y algunas novedades tecnológicas.
En 1825 los Stephenson introdujeron su locomotora llamada Locomotion No. 1 (propulsada con carbón y trigo) que consiguió llevar un tren de 38 vagones con 600 pasajeros a bordo durante 14 km, entre Stockton y Darlington. La locomotora remolcó el tren de 70 toneladas en la primera línea ferroviaria pública de pasajeros del mundo a una velocidad media de 24 km/h.
La locomotora más famosa de Stephenson fue la Rocket. Gracias a su alta velocidad y fiabilidad, ganó el concurso de Rainhill, un importante concurso organizado por el Liverpool & Manchester Railway Company en octubre de 1829. El tren tenía una velocidad media de 21 km/h y alcanzó una velocidad máxima de 34,4 km/h.
Cuando la línea ferroviaria fue inaugurada en 1830, la locomotora Rocket se convirtió en el elemento fundamental del primer tren de pasajeros de gran éxito.

George Stephenson

El triunfador del concurso: la Rocket

Características

Estructura y características

El invento de Stephenson revolucionó la fabricación de locomotoras: posteriormente se utilizarían sus principios y soluciones de ingeniería en la construcción de la mayoría de las locomotoras.
Su construcción básica también sirvió como ejemplo. Las máquinas de vapor por lo general consistían en tres unidades principales: la caldera, la maquinaria y el tren de ruedas. El combustible necesario para la caldera se almacenaba en un ténder separado (o en un tanque unido directamente a la locomotora).
La Rocket fue fabricada en Newcastle- upon-Tyne por la compañía Robert Stephenson & Co. Tenía un ancho de vía de 143,5 cm, una longitud de 7,3 m y una anchura de 4,9 m, pesaba 4,3 toneladas y tenía una velocidad máxima de 47 km/h.

La Rocket antes...

...y hoy

Maquinaria

El corazón de la locomotora

El pistón es un componente cilíndrico de motores. Su función es crear movimiento progresivo mediante la presión de gas o líquido en el cilindro, cambiando el volumen del cilindro.
Los cilindros inclinados de la Rocket se fijaban en los dos lados del hogar. El espacio dentro del cilindro fue dividido en dos por el pistón que fue accionado por el vapor que fluía en el cilindro. El vástago de conexión conectaba el pistón con la cruceta, asegurando un movimiento recto. Desde la otra parte del vástago el cigüeñal transmitía la fuerza motriz a las ruedas motrices.
Una de las novedades de la locomotora de Stephenson fue que los vástagos de conexión en los cilindros del pistón eran cortos. Esto hizo posible ejercer una fuerza motriz más grande en las ruedas y propulsar la Rocket a una velocidad jamás vista.

Caldera

El vapor en servicio del progreso

Uno de los principales componentes de la locomotora de vapor era la caldera que se componía de varias partes. La energía liberada por la combustión del combustible calentaba el agua en la caldera, creando vapor.
Stephenson desarrolló tubos de humo para conducir en el aire los gases de escape de la caldera cilíndrica a través de la chimenea. Estos, junto con los tubos de ráfaga, hicieron que la producción de vapor fuera más eficaz
En la carrera de las locomotoras contemporáneas fue decisivo el tamaño de la superficie de calentamiento. Cuanto mayor era la superficie del hogar que estaba en contacto con el agua, más rápidamente se transfería el calor. El tipo más eficaz era la caldera multitubular utilizada en la Rocket, desarrollada por Henry Booth.

Desde la cabina del maquinista

Animación

A comienzos del siglo XIX las máquinas de vapor se introdujeron a prácticamente todos los terrenos, incluyendo la circulación. Las locomotoras de vapor fueron los primeros vehículos de ferrocarril propulsados por motores. Este invento llegó a ser muy popular y revolucionó el transporte público y de mercancías.

El ingeniero inglés George Stephenson y su hijo recogieron los resultados de los antiguos experimentos con locomotoras de vapor y mejoraron los modelos existentes con sus propias ideas originales y algunas novedades tecnológicas. Construyeron tubos de humo para conducir los gases de escape de la caldera y tubos de ráfaga para hacer la producción de vapor más eficaz. En los cilindros del pistón los vástagos de conexión eran más cortos que anteriormente, así lograban ejercer más fuerza motriz sobre las ruedas. De esta manera los Stephenson revolucionaron la fabricación de locomotoras, y sus innovaciones de ingeniería sirvieron de ejemplo para la construcción de locomotoras en las décadas siguientes.

Su vehículo más famoso fue la locomotora de vapor Rocket que tenía una longitud de más de 7 metros, una altura de casi 5 metros y pesaba 4,3 toneladas.
Gracias a su alta velocidad y fiabilidad, el invento de Stephenson ganó el concurso de Rainhill en 1829 dónde compitieron las locomotoras de la época. El combustible consistía en carbón y cereales, almacenados en un ténder, y su velocidad máxima era de 47 km/h. Cuando se inauguró la línea ferroviaria entre Liverpool y Mánchester en 1830, la locomotora Rocket fue la primera que arrastró vagones y se convirtió así en el elemento fundamental del primer tren de pasajeros de gran éxito.

Estructura

Estructura y características

El invento de Stephenson revolucionó la fabricación de locomotoras: posteriormente se utilizarían sus principios y soluciones de ingeniería en la construcción de la mayoría de las locomotoras.
Su construcción básica también sirvió como ejemplo. Las máquinas de vapor por lo general consistían en tres unidades principales: la caldera, la maquinaria y el tren de ruedas. El combustible necesario para la caldera se almacenaba en un ténder separado (o en un tanque unido directamente a la locomotora).
La Rocket fue fabricada en Newcastle- upon-Tyne por la compañía Robert Stephenson & Co. Tenía un ancho de vía de 143,5 cm, una longitud de 7,3 m y una anchura de 4,9 m, pesaba 4,3 toneladas y tenía una velocidad máxima de 47 km/h.

La Rocket antes...

...y hoy

Narración

A comienzos del siglo XIX las máquinas de vapor se introdujeron a prácticamente todos los terrenos, incluyendo la circulación. Las locomotoras de vapor fueron los primeros vehículos de ferrocarril propulsados por motores. Este invento llegó a ser muy popular y revolucionó el transporte público y de mercancías.

El ingeniero inglés George Stephenson y su hijo recogieron los resultados de los antiguos experimentos con locomotoras de vapor y mejoraron los modelos existentes con sus propias ideas originales y algunas novedades tecnológicas. Construyeron tubos de humo para conducir los gases de escape de la caldera y tubos de ráfaga para hacer la producción de vapor más eficaz. En los cilindros del pistón los vástagos de conexión eran más cortos que anteriormente, así lograban ejercer más fuerza motriz sobre las ruedas. De esta manera los Stephenson revolucionaron la fabricación de locomotoras, y sus innovaciones de ingeniería sirvieron de ejemplo para la construcción de locomotoras en las décadas siguientes.

Su vehículo más famoso fue la locomotora de vapor Rocket que tenía una longitud de más de 7 metros, una altura de casi 5 metros y pesaba 4,3 toneladas.
Gracias a su alta velocidad y fiabilidad, el invento de Stephenson ganó el concurso de Rainhill en 1829 dónde compitieron las locomotoras de la época. El combustible consistía en carbón y cereales, almacenados en un ténder, y su velocidad máxima era de 47 km/h. Cuando se inauguró la línea ferroviaria entre Liverpool y Mánchester en 1830, la locomotora Rocket fue la primera que arrastró vagones y se convirtió así en el elemento fundamental del primer tren de pasajeros de gran éxito.

Extras relacionados

Tipos de puentes

Los puentes se pueden dividir en diversos tipos que incluyen el puente viga, en arco,...

Wright Flyer I (1903)

El Wright Flyer, construida por los hermanos Wright, fue la primera máquina voladora a...

Fokker Dreidecker I (1917)

El triplano alemán fue, probablemente, el caza más conocido de la Primera Guerra Mundial.

Autobús

Los autobuses juegan un importante papel en el transporte público.

Faro

Los faros sirven como guía para los barcos que navegan cerca de la costa.

Historia del automóvil

Here are a few interesting facts about the history of the modern car.

Buque portacontenedores

Las rutas marítimas comerciales de los buques portacontenedores, que aparecieron después...

Dirigible Zeppelin, LZ 129 Hindenburg

El zepelín es un dirigible con armazón rígido.

Added to your cart.