La anatomía y las funciones del hígado

La anatomía y las funciones del hígado

El hígado es un órgano vital que juega un importante papel en la digestión de las grasas, en la detoxificación y en el metabolismo.

Biología

Palabras clave

hígado, digestión, detoxificación, bilis, arteria hepática, vena porta hepática, vía biliar, toxina, medicamento, célula del hígado, metabolismo, tracto digestivo, vesícula biliar, lobulillo hepático, órgano, órganos, sistema digestivo, duodeno, cuerpo, humano, biología

Extras relacionados

Escenas

Ubicación en el cuerpo

Sistema digestivo

El hígado es la glándula más grande del cuerpo humano. En adultos, este órgano de un color característico marrón rojizo pesa alrededor de 1,5 kg. Su función más conocida es la producción de la bilis, pero también cumple un papel clave en ciertos procesos metabólicos.

Anatomía del hígado

El sistema porta hepático se localiza en la parte inferior del hígado. Es por donde entran la vena porta hepática, la arteria hepática y los nervios, y salen los vasos linfáticos y el conducto biliar. El hígado recibe sangre por medio de dos vasos sanguíneos: la vena porta hepática y la arteria hepática. La vena porta hepática asegura que los nutrientes absorbidos en los intestinos alcancen el hígado, mientras que la sangre que fluye por la arteria hepática provee al hígado de suficiente oxígeno. La vena hepática es responsable de drenar la sangre desde el hígado.

Lobulillo hepático

Los dos lóbulos del hígado se componen de numerosos lobulillos hepáticos que presentan una estructura característica.

La arteria hepática, la vena porta hepática y los conductos biliares forman una tríada portal, envueltos en el tejido conectivo alrededor de los lobulillos hepáticos.

La sangre avanza hacia la vena central partiendo de la vena porta hepática y la arteria hepática que corren entre las células de los lobulillos hepáticos. Los canalículos biliares, situados entre las células del hígado, recolectan la bilis producida por los hepatocitos y la llevan a los conductos biliares interlobilillares.

Funcionamiento

Una de las funciones del hígado es neutralizar las toxinas absorbidas en los intestinos así como desactivar las bacterias y virus encontrados en la sangre. El hígado los convierte en sustancias inofensivas.

El hígado juega un importante papel también en el metabolismo de macromoléculas, de lípidos y proteínas entre otros. De acuerdo con las necesidades del cuerpo humano, el hígado las construye a partir de sus unidades base o las convierte en otras sustancias.

El hígado es esencial también para mantener los niveles de glucosa del cuerpo, ya que es capaz de almacenar energía en forma de glucógeno. Cuando disminuye el nivel de glucosa en la sangre, el hígado descompone el glucógeno para liberar glucosa.

Producción de la bilis

La bilis se transporta de los conductos biliares a la vesícula biliar. Mientras se almacena, la bilis se vuelve concentrada y luego se libera al duodeno, donde divide las gotas de grasa que se encuentran en la comida. Como resultado de la dispersión, el área de superficie de las gotas de grasa se multiplica, facilitando su descomposición por las enzimas.

Animación

Narración

El hígado es la glándula más grande del cuerpo humano. En adultos, este órgano de un color característico marrón rojizo pesa alrededor de 1,5 kg. Su función más conocida es la producción de la bilis, pero también cumple un papel clave en ciertos procesos metabólicos.

El sistema porta hepático se localiza en la parte inferior del hígado. Es por donde entran la vena porta hepática, la arteria hepática y los nervios, y salen los vasos linfáticos y el conducto biliar. El hígado recibe sangre por medio de dos vasos sanguíneos: la vena porta hepática y la arteria hepática. La vena porta hepática asegura que los nutrientes absorbidos en los intestinos alcancen el hígado, mientras que la sangre que fluye por la arteria hepática provee al hígado de suficiente oxígeno. La vena hepática es responsable de drenar la sangre desde el hígado.

Los dos lóbulos del hígado se componen de numerosos lobulillos hepáticos que presentan una estructura característica.

La arteria hepática, la vena porta hepática y los conductos biliares forman una tríada portal, envueltos en el tejido conectivo alrededor de los lobulillos hepáticos.

La sangre avanza hacia la vena central partiendo de la vena porta hepática y la arteria hepática que corren entre las células de los lobulillos hepáticos. Los canalículos biliares, situados entre las células del hígado, recolectan la bilis producida por los hepatocitos y la llevan a los conductos biliares interlobilillares.

Una de las funciones del hígado es neutralizar las toxinas absorbidas en los intestinos así como desactivar las bacterias y virus encontrados en la sangre. El hígado los convierte en sustancias inofensivas.

El hígado juega un importante papel también en el metabolismo de macromoléculas, de lípidos y proteínas entre otros. De acuerdo con las necesidades del cuerpo humano, el hígado las construye a partir de sus unidades base o las convierte en otras sustancias.

El hígado es esencial también para mantener los niveles de glucosa del cuerpo, ya que es capaz de almacenar energía en forma de glucógeno. Cuando disminuye el nivel de glucosa en la sangre, el hígado descompone el glucógeno para liberar glucosa.

La bilis se transporta de los conductos biliares a la vesícula biliar. Mientras se almacena, la bilis se vuelve concentrada y luego se libera al duodeno, donde divide las gotas de grasa que se encuentran en la comida. Como resultado de la dispersión, el área de superficie de las gotas de grasa se multiplica, facilitando su descomposición por las enzimas.

Extras relacionados

El cuerpo humano (femenino)

La animación demuestra los sistemas más importantes del cuerpo humano.

El cuerpo humano (masculino)

La animación demuestra los sistemas más importantes del cuerpo humano.

Glándulas conectadas al duodeno

El páncreas y el hígado vacían jugos digestivos al duodeno.

¿Qué deberías tener en tu plato?

Esta animación te ayudará a conocer los fundamentos de la alimentación sana.

El tracto digestivo superior

El alimento al tragar pasa de la cavidad bucal al estómago.

La anatomía del intestino delgado

La parte más larga de nuestro sistema digestivo, donde ocurre la mayor parte de la digestión y la absorción.

La anatomía del intestino grueso

El intestino grueso es la última sección de nuestro tracto digestivo.

Niveles de organización por debajo del individuo

Esta animación muestra los niveles de organización biológica desde el nivel del individuo a través de los órganos y tejidos hasta el nivel celular.

Alfa-D-glucosa (C₆H₁₂O₆)

La alfa-D-glucosa es uno de los estereoisómeros de las glucosas, específicamente de las D-glucosas.

D-glucosa (dextrosa) (C₆H₁₂O₆)

Es el recurso principal de energía para las células vivas.

Added to your cart.