Fortaleza de Nizwa (Omán, siglo XVII)

Fortaleza de Nizwa (Omán, siglo XVII)

La torre redonda de la fortaleza más grande de la península Arábiga contaba con un ingenioso sistema de defensa.

Historia

Palabras clave

fortaleza de Nizwa, Nizwa, Omán, fortaleza, castillo, arquitectura de fortalezas, cinturón de defensa, bastión circular, torre, torre redonda, árabe, edificio, arquitectura, asedio, estrategia militar, abrigo, sultán, península arábiga, historia moderna, historia

Extras relacionados

Escenas

Vista transversal de la torre

Fortaleza

Fortaleza de Nizwa

Defensa

Paseo

Actividad

Narración

La Sultanía de Omán se sitúa en la Península Arábiga. Debido a su situación geográfica, ha sufrido muchos ataques, por eso se han construido numerosas fortalezas en el territorio a lo largo de los siglos. La ciudad de Nizwa, que fue el centro comercial, religioso y cultural de la región, es la ciudad más antigua del país. La fortaleza de Nizwa es la mayor de este tipo en la península Arábiga, y es el monumento más visitado de la Sultanía.

Se construyó en la segunda mitad del siglo XVII, aunque su fundación se remonta al siglo XII. La fortaleza se encuentra protegida por una muralla con torres y bastiones, que forman parte de la muralla de la ciudad.

El componente mayor de la fortaleza es una gran torre redonda que tiene una altura de 30 metros y un diámetro de 36. La enorme muralla interna fue reforzada con arena y grava para incrementar su potencia defensora contra los cañones. La muralla externa está cubierta con una capa especial de yeso de caliza. Los fosos profundos, almacenes, cuartos y lugares para rezar permitían que los defensores sobrevivieran asedios largos.

El sistema de defensa de la torre refleja el ingenio de los ingenieros y arquitectos militares omaníes.
Para asegurar el control sobre los alrededores, diseñaron almenas con saeteras y puntos de vigilancia. Edificaron ranuras en las murallas para los francotiradores, así las balas podían alcanzar su objetivo con una precisión letal.

Edificaron una terraza protegida encima de la torre, justo sobre la entrada, desde donde se podían lanzar piedras a los invasores. La única manera de alcanzar el remate de la torre era subir por escaleras estrechas, oscuras, empinadas y serpenteantes paso a paso. Las puertas reforzadas no podían ser derribadas con arietes.

Y había muchas sorpresas esperando a los atacantes alrededor de las puertas. Los defensores echaban líquido hirviendo sobre los visitantes inoportunos a través las aberturas de la planta superior y unas trampillas casi invisibles en el suelo sorprendían a los que lograban entrar por la puerta.

Aunque el majestuoso castillo fue reconstruido muchas veces, sigue siendo testigo del glorioso pasado de Omán y cada año atrae un gran número de turistas.

Extras relacionados

Dueños del mar

Revive las batallas navales en esta lección.

Minería durante la Revolución industrial

A finales del siglo XVIII, debido al dinámico desarrollo de la industria, la gran demanda...

Pareja imperial de los Habsburgo (siglo XIX)

El emperador Francisco José I de Austria y la hermosa emperatriz Isabel se casaron en...

Puente de las Cadenas (Budapest)

El Puente de las Cadenas Széchenyi, que lleva el nombre del conde Esteban Széchenyi, fue...

La máquina de vapor de James Watt (siglo XVIII)

La máquina de vapor, mejorada por el ingeniero escocés James Watt, revolucionó la tecnología.

Los europeos en América

Tras 1492, América fue invadida por conquistadores europeos, que reprimieron a los nativos...

Buque de guerra inglés (siglo XVIII)

Los buques de guerra ingleses se encuentran entre los mejores buques de los siglos XVII-XIX.

Elizabeth Keckley

Lizzie nació en una plantación en Virginia alrededor del año 1818. Cuando tenía solo cuatro...

Added to your cart.