Batalla de Zama (202 a. C.)

Batalla de Zama (202 a. C.)

El ejército romano de Escipión venció al ejército púnico de Aníbal en África durante la Segunda Guerra Púnica.

Historia

Palabras clave

batalla de Zama, Zama, guerra púnica, batalla, ejército púnico, lucha, romano, Aníbal, Cartago, Escipión, Numidia, caballería númida, guerra, infantería, fuerzas armadas, siglo III a. C., Római Birodalom, África, antigüedad, historia

Extras relacionados

Escenas

Zama

Ejército romano

Ejército púnico

Acontecimientos

Primera fase (19 de octubre de 202 a. C.)

Después de las victorias en Italia, el general cartaginés Aníbal se enfrentó con el ejército romano en su propia tierra, porque Escipión y sus tropas habían invadido África del Norte.
Las dos tropas desplegadas cerca de las llanuras de Zama contaban con casi el mismo número de efectivos, unos 40 000 soldados cada una. Ambos generales desplegaron su ejército a la manera tradicional.
La batalla comenzó con la carga de las caballerías númidas e italianas que se encontraban en los flancos del ejército romano y destruyeron a casi la totalidad de la caballería púnica.

Segunda fase (19 de octubre de 202 a. C.)

Aníbal ordenó que los elefantes de guerra se lanzaran al ataque. Sin embargo, este ataque fracasó, porque Escipión reorganizó las filas de su ejército en tres columnas y los elefantes atravesaron a las tropas romanas corriendo entre estas columnas sin causarlas mucho daño.
Los romanos acabaron con la mayoría de los elefantes, algunos animales incluso retrocedieron hacia su propio ejército, provocando así una gran confusión.

Tercera fase (19 de octubre de 202 a. C.)

Cuando comenzó la lucha entre las dos infanterías, Aníbal no mandó al combate a la tercera unidad de su ejército, que consistía en los veteranos con gran experiencia militar, así impidió que el enemigo envolviera a sus tropas. Finalmente, los veteranos lograron contrarrestar el ataque romano. En la lucha desesperada el ejército púnico iba ganando terreno.

Cuarta fase (19 de octubre de 202 a. C.)

El regreso de la caballería romana supuso un giro en la batalla, porque acometieron a la infantería púnica por la espalda y la envolvieron.
La lucha desembocó en una matanza sangrienta. El ejército púnico sufrió grandes pérdidas, sólo poca gente logró huir del frente (Aníbal incluido).
Con esta victoria Escipión ganó no sólo una batalla, sino la guerra a favor de la República romana.

Fases de la batalla

Narración

Primera fase (19 de octubre de 202 a. C.)

Después de las victorias en Italia, el general cartaginés Aníbal se enfrentó con el ejército romano en su propia tierra, porque Escipión y sus tropas habían invadido África del Norte.
Las dos tropas desplegadas cerca de las llanuras de Zama contaban con casi el mismo número de efectivos, unos 40 000 soldados cada una. Ambos generales desplegaron su ejército a la manera tradicional.
La batalla comenzó con la carga de las caballerías númidas e italianas que se encontraban en los flancos del ejército romano y destruyeron a casi la totalidad de la caballería púnica.

Segunda fase (19 de octubre de 202 a. C.)

Aníbal ordenó que los elefantes de guerra se lanzaran al ataque. Sin embargo, este ataque fracasó, porque Escipión reorganizó las filas de su ejército en tres columnas y los elefantes atravesaron a las tropas romanas corriendo entre estas columnas sin causarlas mucho daño.
Los romanos acabaron con la mayoría de los elefantes, algunos animales incluso retrocedieron hacia su propio ejército, provocando así una gran confusión.

Tercera fase (19 de octubre de 202 a. C.)

Cuando comenzó la lucha entre las dos infanterías, Aníbal no mandó al combate a la tercera unidad de su ejército, que consistía en los veteranos con gran experiencia militar, así impidió que el enemigo envolviera a sus tropas. Finalmente, los veteranos lograron contrarrestar el ataque romano. En la lucha desesperada el ejército púnico iba ganando terreno.

Cuarta fase (19 de octubre de 202 a. C.)

El regreso de la caballería romana supuso un giro en la batalla, porque acometieron a la infantería púnica por la espalda y la envolvieron.
La lucha desembocó en una matanza sangrienta. El ejército púnico sufrió grandes pérdidas, sólo poca gente logró huir del frente (Aníbal incluido).
Con esta victoria Escipión ganó no sólo una batalla, sino la guerra a favor de la República romana.

Extras relacionados

Casa de la antigua Grecia

Una casa típica en la Antigua Grecia tenía un plano rectangular con distribución...

Las maravillas del mundo antiguo

La Gran Pirámide de Guiza es la única de las maravillas del mundo antiguo que aún se...

Granero en el valle del Indo

Los antiguos indios construían enormes almacenes ventilados de manera natural.

Caballo de Troya

Según la epopeya de Homero, la estratagema de Odiseo causó la caída de Troya.

Circo Máximo (Roma)

La arena de la Antigua Roma llegó a ser famosa, sobre todo, por sus carreras de carros.

La destrucción de Pompeya

Los expertos todavía están investigando los secretos de las ruinas de esta antigua ciudad que...

Soldado de Constantino (siglo IV)

El esplendor de la parte oriental del Imperio romano comenzó a principios del siglo IV...

Micenas (siglo II a. C.)

La ciudad que dio nombre a la civilización micénica fue la primera población de la...

Added to your cart.