Ajolote

Ajolote

El ajolote, o axolote mexicano, es una especie de anfibio caudado cuyos ejemplares poseen branquias también en su estado adulto.

Biología

Palabras clave

ajolote, anfibio, anfibios, especies en peligro de extinción, caudados, azteca, México, neotenia, regeneración, animal salvaje, modo de vida acuático, branquias, depredador, hábitat acuático, pulmón, contaminación del agua, animal, vertebrados, biología, ser vivo

Extras relacionados

Escenas

Ajolote

El ajolote, o axolote mexicano, pertenece a los anfibios caudados.
Según la explicación más ampliamente aceptada, su nombre está relacionado con el dios Xólotl de la mitología azteca.
Es nativo de México y originalmente tiene su hábitat natural en la zona de humedales, lagos y canales al sur de la Ciudad de México. Desafortunadamente, en los últimos tiempos el número de los ejemplares en libertad ha disminuido por debajo del nivel crítico debido principalmente a la introducción de especies invasivas, la expansión urbana y la contaminación de las aguas.
Hoy en día, la mayoría de los ajolotes viven en cautiverio.

Anatomía

  • aleta caudal fuerte
  • cabeza ancha y aplanada
  • ojos sin párpados
  • patas cortas y fuertes
  • branquias

El animal cuenta con varios pares de branquias externas en la cabeza, que le proporcionan una apariencia muy particular.
Los individuos adultos también presentan branquias. El ajolote solo las pierde si el lago donde habita se seca. En este caso, las branquias desaparecen de la base de su cabeza y el ajolote empieza a respirar con los pulmones.

En la naturaleza, posee una piel gris o marrón, con manchas oscuras.

Esqueleto

Órganos internos

  • pulmón
  • intestino
  • colon
  • ovario
  • hígado
  • cerebro
  • médula espinal
  • vejiga
  • estómago

Desarrollo

  • huevo
  • renacuajo
  • apariencia de las patas delanteras
  • animal adulto

El desarrollo de los ajolotes difiere del de la mayoría de otros anfibios. Conservan las características de su estado larvario incluso después de haber alcanzado la madurez sexual, es decir, llevan una vida acuática y utilizan branquias para respirar. Este fenómeno se denomina neotenia.

La ausencia de metamorfosis, proceso característico de otros anfibios, es debido a que la glándula tiroides de los ajolotes no secreta las hormonas necesarias para realizar una metamorfosis completa.

Regeneración

No solamente el desarrollo, sino también las capacidades regenerativas de los ajolotes son excepcionales.
El animal tiene la habilidad de regenerar (volver a crecer) sus extremidades, cola y varios órganos internos durante toda su vida.

Animación

  • branquias
  • huevo
  • renacuajo
  • apariencia de las patas delanteras
  • animal adulto

Narración

El ajolote, o axolote mexicano, pertenece a los anfibios caudados.
Según la explicación más ampliamente aceptada, su nombre está relacionado con el dios Xólotl de la mitología azteca.
Es nativo de México y originalmente tiene su hábitat natural en la zona de humedales, lagos y canales al sur de la Ciudad de México. Desafortunadamente, en los últimos tiempos el número de los ejemplares en libertad ha disminuido por debajo del nivel crítico debido principalmente a la introducción de especies invasivas, la expansión urbana y la contaminación de las aguas.
Hoy en día, la mayoría de los ajolotes viven en cautiverio.

El animal cuenta con varios pares de branquias externas en la cabeza, que le proporcionan una apariencia muy particular.
Los individuos adultos también presentan branquias. El ajolote solo las pierde si el lago donde habita se seca. En este caso, las branquias desaparecen de la base de su cabeza y el ajolote empieza a respirar con los pulmones.

En la naturaleza, posee una piel gris o marrón, con manchas oscuras.

El desarrollo de los ajolotes difiere del de la mayoría de otros anfibios. Conservan las características de su estado larvario incluso después de haber alcanzado la madurez sexual, es decir, llevan una vida acuática y utilizan branquias para respirar. Este fenómeno se denomina neotenia.

La ausencia de metamorfosis, proceso característico de otros anfibios, es debido a que la glándula tiroides de los ajolotes no secreta las hormonas necesarias para realizar una metamorfosis completa.

No solamente el desarrollo, sino también las capacidades regenerativas de los ajolotes son excepcionales.
El animal tiene la habilidad de regenerar (volver a crecer) sus extremidades, cola y varios órganos internos durante toda su vida.

Extras relacionados

Rana comestible

La animación nos muestra la anatomía de los anfibios a través del ejemplo de una especie común de ranas.

Galápago europeo

La animación nos muestra la anatomía de los galápagos y la conexión entre su esqueleto y su caparazón.

Tiktaalik

Es un importante fósil transicional entre los peces y los tetrápodos o vertebrados con cuatro miembros.

Ciclo de vida de los vertebrados

El ciclo de vida de los vertebrados consta de fases que abarcan el período entre la formación de las células reproductivas de un ejemplar hasta la formación...

Ichthyostega

Un anfibio prehistórico y un representante de los tetrápodos que se extinguieron hace 360 millones de años.

Tarántula de rodillas rojas

Una de las especies de arañas más conocidas, que a menudo utilizan como mascotas. Su mordisco no es fatal para los seres humanos.

Emperador azteca (siglo XV)

El Imperio azteca era un estado despótico y militar.

Tenochtitlán (siglo XV)

La grandiosidad de la legendaria capital del Imperio azteca asombró incluso a los conquistadores españoles.

Teotihuacán (siglo IV)

Esta ciudad, majestuosa incluso en sus ruinas, fue uno de los asentamientos más grandes y más poblados de la América precolombina.

Added to your cart.